El uso del plástico cada vez sigue siendo menos, pero ¿estamos realmente concienciados de la cantidad de plástico que gastamos? Según un informe de Plastic Europe, cada persona de por medio consume 30 kilos de plástico al año. En el caso de España, somos el segundo país europeo que más recicla por habitante, pero también el que más plásticos manda a vertederos.

Otra cifra  alarmante  es la cantidad de microplástico que ingerimos los humanos de forma inconsciente. Un estudio de la Universidad de Newcastle, Australia, encargado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), informa que consumimos aproximadamente 2.000 piezas pequeñas de plástico a la semana, es decir, unos 21 gramos de plástico mensualmente, equivalente al peso de 4 tarjetas de crédito.

 

Frente a  todos estos datos, ¿qué podemos hacer para reducir nuestro consumo? Desde Baula os proponemos 10 tips para tener un estilo de vida un poco más sostenible y ecológico.

  1. Intenta no usar botellas de plástico de un solo uso. Puedes tratar de llevar encima una botella de acero inoxidable cristal o plástico reutilizable e ir rellenándola de tu bebida favorita y así siempre ir hidratado.
  2. Al ir a la compra lleva tus propias bolsas, de tela, de papel reciclado, de algodón, de rafia, etc. Hay infinitas alternativas para no pedir bolsas de plástico en el supermercado.
  3. Haz uso de productos sostenibles para la limpieza del hogar, como los que ofrecemos desde Baula.
  4. Reduce el uso de pajitas al cero o usa pajitas de metal o de cartón.
  5. Evita comprar productos que estén envasados con exceso de plástico.Evitar comprar  frutas y  legumbres envasadas.
  6. Compra a granel o en tiendas zero waste.
  7. Evita usar utensilios de cocina de plástico, compra productos de madera.
  8. Puedes usar los cepillos de dientes de bambú, una alternativa sostenible.
  9. Para el cuidado personal puedes usar discos desmaquillantes reutilizables.
  10. Para conservar la comida intenta evitar el film transparente o los tuppers de plástico, los puedes sustituir por los de vidrio.

Pequeños cambios en tu día a día acabarán siendo grandes pasos para conseguir un estilo de vida ecológico y sostenible.